Frustración de Mendel

El monje nunca logró la ensalada perfecta. Los chícharos insistían en salir amarillos, arrugados, verdes, lisos.

Compartir:

Escríbeme