Collage

Cayó un rayo. Los artistas se aprestaron a admirar su obra. Excepto Mary, que ya no tenía ojos. Percy no pudo aplaudir, porque le faltaban manos. Bysshe no oyó los vivas, porque no tenía orejas. George fue el único que no se puso de pie. Gordon no olía. Claire extrañaba su piel. Harriet, sin materia gris, no entendió qué había salido mal. John ya no tenía hipotálamo para poderse asustar. Al final, William ni siquiera intentó gritar. El monstruo lo tenía todo.

Compartir:

Escríbeme