El problema de la inducción

David despertó con sed. Abrió el grifo y la mesa giró sobre su propio eje. Empujó la mesa y los libros volaron hacia la ventana. Cerró la ventana y la planta rompió su maceta. Levantó la planta y el sillón comenzó a vibrar. Detuvo el sillón y salió agua del grifo. Decidió regresar a la cama, con la esperanza de que todo volviera a la normalidad cuando despertara. Si despertaba.

Compartir:

Escríbeme