Mártires

Los leones retroceden aterrados, se pegan a las paredes, intentan saltar a las gradas. Tras ellos, triunfantes, los cristianos continúan sus letales sermoneos.

<

Compartir:

Escríbeme